publicidad
  I   Videos , Cultura   I  

Documental: La historia de la construcción de la Catedral de Colonia

El monumento más visitado de Alemania, la catedral de Colonia tardó más de 630 años en finalizarse. En este interesante vídeo se cuenta la historia de su accidentada construcción.

Ya en la época romana, los cristianos iban al lugar donde hoy se encuentra la catedral de Colonia a celebrar su misa. Después de que el Arzobispo de Dassel trajera las reliquias de los tres Reyes Magos a Colonia en 1164, la Catedral se convirtió en una de las iglesias de peregrinación más importantes de Europa, para la cual era necesario una forma arquitectónica especial.  

El plan de construcción de la Catedral gótica era del arquitecto Gerhard von Rile, el cual tomó como modelo las catedrales de París, Estrasburgo y Amiens. El Arzobispo Konrad von Hochstaden puso la primera piedra de la catedral gótica el 15 de agosto de 1248, por la fiesta de la Asunción.  

En el siglo XVI se interrumpió la construcción por la falta de recursos y el desinterés por las construcciones góticas. Las obras quedaron interrumpidas durante casi 300 años.  

En el siglo XIX se recuperó un interés por la Historia, la Edad Media y el Gótico y los ciudadanos fundan la Asociación de la Construcción de la Catedral Central (Zentral Dombau Verein) por iniciativa del rey Friedrich Wilhelm IV, cuya principal tarea era la recolecta de dinero para proseguir con la construcción. El Estado prusiano también se implicó en la financiación y un año después, el rey puso la primera piedra de la reanudación de la construcción. En 1880 La catedral de Colonia fue finalizada, en total 632 años después de su comienzo, con la consiguiente celebración el 15 de octubre.  

Es casi un milagro que la catedral sobreviviera a la Segunda Guerra Mundial, a pesar de haber sido alcanzada por diversas bombas. La restauración se prolongo durante años Además de los daños de la Segunda Guerra Mundial, también hubo que reparar los desperfectos del tiempo y la contaminación ambiental. Es por este motivo por el que la Catedral de Colonia se conoce como “eternamente en obras”.


 



LO MÁS VISTO

publicidad