Las empresas formativas y el contrato en la Formación Profesional Dual

  I   Trabajar , FP Dual Formacion-profesiona-dual-Alemania-Espana-portalalemania.com

Pixabay CC - Unsplash

Durante el tiempo que realizas la FP Dual estarás contratado por la empresa formativa en la que desarrolles la parte práctica de tus estudios.

Una importante parte de la FP Dual tiene lugar en la empresa, de manera que estas deben asegurar unos estándares y cumplir una serie de requisitos fijados por ley, así como los contratos que estas establecen con los aprendices.

 

¿Quién puede asumir las tareas de formación en la FP Dual?

Las empresas que quieran ofrecer Formación Profesional Dual deben cumplir una serie de criterios fijados a nivel estatal. La empresa debe ser capaz de transmitir las habilidades y conocimientos previstos en el reglamento formativo. Para ello debe poner a disposición del aprendiz un puesto de trabajo en el que aprenda procesos relevantes para el tipo de profesión y donde pueda practicar las tareas fundamentales.

Además, debe disponer de los últimos aparatos técnicos y recursos necesarios para desempeñar sus funciones. En el caso de que la empresa no pudiera enseñar al alumno determinado conocimiento porque, por ejemplo, no dispusiera de la maquinaria necesaria, deberá tener una cooperación con otra empresa en la que el aprendiz adquiera dicha destreza.

La formación en la empresa viene mediada por un instructor o tutor (Ausbilder), responsable del aprendizaje del alumno tanto a nivel técnico como pedagógico, atendiendo a lo profesional y a lo personal.  El instructor o instructora debe tener más de 24 años y haber realizado y superado la formación profesional o haber reunido las capacidades necesarias a través de la experiencia laboral de años.

Además, debe ser capaz de planear los contenidos, así como llevar a cabo y controlar el proceso de manera autónoma, lo cual debe ser certificado mediante exámenes prácticos y escritos. La cámara (Kammer) correspondiente es la encargada de llevar a cabo estas pruebas y de autorizar a las empresas como centros formativos.

 

El contrato de formación

El contrato de formación se cierra entre la empresa y el aprendiz. El contenido fundamental del contrato suele ser acordado por los interlocutores sociales e incluyen la profesión, las cualificaciones, el sueldo del aprendiz, los días de vacaciones y la duración del tiempo de prueba. Por lo general el sueldo es escalonado y va aumentando en función de los avances en la formación.

La cantidad exacta está fijada por unas tarifas, diferentes en cada rama, pero de media los aprendices reciben 800 € al mes. En el primer año el margen va de los 374 € de la peluquería a los 879 € de algunos oficios de la industria, el metal y la técnica. El tercer año los sueldos suben y quedan entre los 511 € del interiorista a los 1300 € de diferentes trabajos artesanales.

En nuestro artículo sobre los tipos de carrera y remuneraciones de la formación profesional dual en Alemania podrás profundizar más en la cuestión.

El contrato de formación incluye adicionalmente la duración exacta de la formación y el plan de aprendizaje con las diferentes estaciones formativas. También es importante la protección contra el despido (Kündigungsschutz), una vez finalizado el tiempo de prueba que dura entre uno y cuatro meses.

Mientras que durante este periodo se puede rescindir el contrato sin preaviso, una vez finalizado el despido solo es posible si existen causas de gran importancia que lo justifiquen, protegiendo al alumno de despidos debidos a problemas económicos de la empresa que le impidan finalizar la formación. El aprendiz sin embargo puede finalizar el contrato avisando con 4 semanas en cualquier momento.

Aquí te dejamos un modelo de contrato formativo (BIBB) para que puedas hacerte una idea más concreta.

Para más información consulta nuestra sección de FP Dual.

 

Noticias relacionadas