Alemania contrata a más de 17.000 especialistas en dos años

  I   Trabajar Alemania contrata a más de 17.000 especialistas en dos años

shutterstock

Desde la introducción de la tarjeta azul para el reclutamiento de trabajadores hace dos años, más de 17.000 extranjeros altamente cualificados se han decidido por Alemania, que ocupa un solitario primer puesto en la UE.

(PA/lhn) Desde la introducción de la tarjeta azul para el reclutamiento de trabajadores, más de 17.000 extranjeros altamente cualificados han decidido venir a vivir a Alemania. Según comunicaba la Oficina Federal de Migración y Refugiados el jueves en Núremberg, a día 30 de junio vivían en la República Federal 17.157 extranjeros con el título de inmigración que entró en vigor el 1 de agosto de 2012. El consejo de expertos de la fundación alemana para la integración y la migración alaba la evolución en Alemania, pero a la vez pide a los otros países comunitarios que se abran más a la inmigración de especialistas.

La oficina federal explicaba que las expectativas de la República Federal con respecto a la tarjeta azul han sido superadas ampliamente. Un año después de su implantación, el 31 de julio de 2013, el número de tarjetas concedidas asciende a 9.000. El segundo año aún más especialistas han solicitado el título de inmigración. Según los datos, el 43 por ciento de las más de 17.000 tarjetas azules serán renovadas. En el resto de casos, los extranjeros la cambiarán por otro título de residencia, como por ejemplo los titulados extranjeros de las universidades alemanas con intención de quedarse a vivir en la República Federal.  

El consejo de expertos explicó que Alemania ocupa un solitario primer puesto en la UE con respecto al número de tarjetas azules concedidas, también porque la política de títulos de residencia lo prioriza. “Este no es el caso en casi ningún otro estado miembro de la UE”, afirmó en Berlín la presidenta del comité de expertos independiente,  Christine Langenfeld.  

Alemania a la cabeza de la UE

En países como Suecia, Austria o Francia, se ha restringido la tarjeta azul proveniente de una directiva comunitaria, casi no juega un papel como instrumento de control de la inmigración. A pesar del éxito que ha tenido en Alemania, la tarjeta azul no ha triunfado como medida europea de contratación, critican los expertos, que piden a los países de la UE que reflexionen sobre una estrategia común para la conversión de la tarjeta azul.

Con la tarjeta azul, la política alemana pretende contratar a extranjeros altamente cualificados que son necesarios en Alemania. Esto se aplica, entre otros, a médicos, matemáticos, científicos y expertos en tecnologías de la información. Para conseguir el título de residencia tienen que demostrar un salario anual de 46.400 euros. En los trabajos con escasez de personal el umbral salarial se queda en los 36.000 euros. Después de como máximo tres años, el titular de la tarjeta azul puede recibir un permiso de residencia permanente.

 

Noticias relacionadas