Crece la migración laboral hacia Alemania

  I   Trabajar 131104 - shutterstock_142964407 WANDERLUST - INMIGRACION - Servicio VACACIONES - grullas volando

shutterstock

Aunque destaca un crecimiento en el traslado de profesionales europeos al país germano, el porcentaje de repatriados es también muy alto. Las principales razones se encuentran en un perfil profesional inadecuado y carencias del idioma.

(PA/ab) En los últimos años, la migración laboral a Alemania está creciendo constantemente. En 2012 el 30% del crecimiento de empleo correspondió a trabajadores inmigrantes, lo que supone un plus del 2,2% respecto al nivel del año anterior. El total de empleados extranjeros sumó el 7,7% de todos los empleados afiliados a la seguridad social. De ellos, el 78% es de descendencia europea y destacan las nacionalidades polaca, rumana y húngara. Con relación a la cifra de extranjeros inscritos en el registro federal, también se observó un elevado crecimiento entre profesionales de los países más afectados por la crisis (Grecia, Italia, Portugal y España, denominados GIPS-Staaten en alemán). Entre ellos sobresale la inmigración desde España con un 9,1%, seguida de la de Grecia (5,1%) e Italia (1,8%). En diciembre de 2013 se registró también un aumento considerable entre los empleados de estos países: mientras que el crecimiento de la actividad laboral general sólo sumó el 1,3%, el incremento de los inmigrantes pertenecientes a los países GIPS ascendió al 8%. De nuevo, los españoles representaron la nacionalidad más numerosa con un 18% del total.No obstante, si se compara el número de altas y bajas parece poca la ganancia. Solo el 40% de los extranjeros que han llegado en 2011 se quedaron hasta finales de 2012. En el caso de los españoles un 33% regresó: 30.000 inmigrantes se inscribieron en 2012 en las oficinas de empadronamiento, y al mismo tiempo se registraron unos 10.000 que volvieron a su país, según indica el Instituto Federal de Estadística.

La primera razón de esta retirada se encuentra en que los perfiles profesionales son inadecuados, ya que es imprescindible poseer la especialización solicitada y aportar la formación profesional o universitaria necesaria. Sin embargo, la educación no es el único factor influyente en la dificultad que tienen los migrantes a la hora de encontrar un empleo. Otra importante razón es la falta de buenos conocimientos de alemán. Para el buen manejo del idioma en la vida laboral es imprescindible tener conocimientos a un nivel intermedio, B1 (nivel intermedio bajo) y B2 (nivel intermedio alto) según el Marco común europeo de referencia para las lenguas. Además, hay que considerar también otras razones por un traslado fracasado, como por ejemplo la escasa preparación y planificación previa al traslado y el poco margen económico.

Este artículo está extraído de la guía «Vivir y Trabajar en Alemania». 
 

 

 

Noticias relacionadas