Alemania aprueba limitar prestaciones sociales a ciudadanos europeos

  I   Política   I   dpa Alemania-Hartz4-Hartz-ayudas-sociales-emigrar-UE-Europeo-Europa

By Heinrich-Böll-Stiftung (Flickr: Andrea Nahles) [CC BY-SA 2.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0)], via Wikimedia Commons

El Gobierno alemán limitará la concesión de ayudas de desempleo y prestaciones sociales a ciudadanos europeos residentes en el país que se encuentren sin trabajo, según decidió hoy durante una sesión del gabinete.

(dpa) Según el proyecto de Ley elaborado por el Ministerio de Trabajo, tan solo después de cinco años viviendo el país, las personas desempleadas procedentes de otro Estado miembro de la Unión Europea (UE) podrán solicitar este tipo de subsidios sociales.

La intención del Ejecutivo de Angela Merkel es evitar una especie de migración para beneficiarse del sistema social germano, sobre todo por parte de ciudadanos procedentes de Europa del este.

La ministra de Trabajo, la socialdemócrata Andrea Nahles, ya había anunciado a finales del año 2015 cambios en este sentido y el pasado abril defendió, ante las críticas recibidas, medidas que limitaran el acceso a ayudas sociales a extranjeros.

La normativa dejará fuera del sistema social alemán a los ciudadanos europeos que no trabajen en el país o que no se hayan ganado el derecho a recibir prestaciones sociales por empleos anteriores. Sólo después de demostrar su residencia permanente en Alemania durante cinco años, podrán recibir ayudas sociales o de desempleo.

El cambio legislativo supone, en la práctica, una reacción a una sentencia emitida el pasado año por el Tribunal Federal Social que reconocía el derecho de los ciudadanos europeos a solicitar ayudas públicas tras residir en el país más de seis meses.

Tanto las autoridades locales como los socialcristianos bávaros de la CSU - el sector más tradicional y aliado de la CDU de Angela Merkel- mostraron su satisfacción por la aprobación de esta nueva normativa.

"La libre circulación dentro de la UE no significa que los ciudadanos europeos puedan elegir el sistema social alemán, que cuenta con las prestaciones más completas", señaló en declaraciones al diario "Die Welt" el presidente de la federación alemana de municipios y provincias, Gerd Landsberg.

En opinión de las autoridades locales, la actual normativa convertía a Alemania en un destino atractivo para los emigrantes, por lo que las modificaciones aplicadas servirán para evitar un abuso del sistema o un llamado "turismo social".

"Este es el camino correcto con el que cierra el agujero abierto por el Tribunal de lo Social que permitía un acceso incontrolado a nuestro sistema de salud", señaló a dpa la ministra de asuntos sociales de Baviera, Emilia Müller, de la CSU.

Según datos de la Agencia Federal de Empleo de Alemania, cerca de 440.000 personas procedentes de otros estados de la Unión Europea cobraron en enero ayudas sociales en el país centroeuropeo.

Los ciudadanos originarios de Polonia fueron los que más prestaciones recibieron, unos 92.000, seguidos de los provenientes de Italia (71.000), Bulgaria (70.000), Rumanía (57.000) y Grecia (46.000).

Sin embargo, la mayoría de estos solicitantes de ayudas públicas no son desempleados, sino que muchos de ellos tienen un trabajo que les reporta un salario bajo y se ven obligados a pedir subsidios para poder llegar a fin de mes.

Mas información:

Noticias relacionadas