La reforma de la inmigración laboral desde terceros países en Alemania

  I   Emigración 131104 - shutterstock_145116004 INMIGRACION - Servicio SOLICITUD  - VACACIONES - solicitud de visado

shutterstock

Desde la introducción de la Tarjeta Azul UE en agosto de 2012 y una modificación de la Ley de Residencia en julio de 2013, el acceso al mercado laboral alemán es más fácil para extranjeros que no pertenecen al espacio comunitario o económico.

(PA/ab) Hasta hace poco, la legislación existente en Alemania fue bastante más estricta referente a la inmigración laboral desde terceros países (no comunitarios de la UE y no asociados al espacio Schengen). Debido a la escasez de profesionales cualificados en algunas áreas profesionales, en junio de 2011 se planteó aumentar el atractivo de Alemania como país de inmigración laboral mediante la ofensiva para la captación de personal cualificado (Fachkräfte-Offensive). Para facilitar el acceso al mercado laboral a profesionales de terceros países hacía falta una modificación de normativas dentro de la Ley de Residencia (Aufenthaltsgesetz) y en el Reglamento sobre el Ejercicio de Actividades Económicas (Beschäftigungsverordnung).
 
Entre las medidas tomadas destaca el sistema de la Tarjeta Azul UE, un título de residencia que se introdujo en agosto de 2012 conforme con la Directiva de la Comunidad Económica Europea relativa a personal altamente cualificado. Gracias a esta Blue Card EU, los ciudadanos de países no comunitarios que tengan un título universitario pueden obtener un permiso de residencia en Alemania por un empleo de acuerdo a su nivel formativo. La tarjeta también la puede recibir quien pruebe una formación equivalente a un título superior y una experiencia laboral mínima de 5 años. Es necesario presentar una oferta de trabajo concreta o un contrato de trabajo cuyo sueldo alcance un mínimo de 47.600€ brutos anuales (2014). Para empleos con escasez de aspirantes, el límite salarial es de 36.192€ b/a. Pertenecen a este grupo áreas tales como ingeniería en las áreas MINT (matemáticas, informática, ciencias naturales y tecnología), medicina, graduados o especialistas equivalentes en tecnología de la información y de la comunicación. Sin embargo, en estas profesiones hace falta la aprobación por parte de la Oficina General de Gestión de Personal Extranjero y Especializado (Zentrale Auslands- und Fachvermittlung o ZAV). La primera concesión de la Tarjeta Azul EU va en función de la duración del contrato laboral y puede ser de un máximo de 4 años. Se tramita únicamente por anticipado en las autoridades de extranjería en Alemania con el visado de trabajo que te expiden en las representaciones alemanas en el extranjero. Aquí podrás encontrar más información sobre la Blue Card EU.
 
Desde julio de 2013 también se facilitó el acceso para profesionales especializados con un mínimo de 5 años de experiencia laboral sin formación académica, pero sí con un título profesional adquirido mediante un ciclo formativo. El título se tiene que convalidar en Alemania y la profesión debe ser considerada como empleo con escasez de profesionales (Engpassberuf) según la Agencia Federal de Empleo (Bundesagentur für Arbeit o BA). El órgano competente con respecto a la mediación de un trabajo y su aprobación para poder obtener el visado de trabajo es también la ya mencionada ZAV. 
 
Existen algunos casos específicos, como por ejemplo para trabajadores temporeros y personal doméstico, donde no hace falta tener formación profesional para poder acceder al mercado laboral alemán. No obstante, hace falta un convenio entre Alemania y el país no comunitario para poder pedir un visado en estos casos. La embajada o el consulado alemán en tu país de residencia te pueden dar información sobre la existencia de estos convenios.
Información general sobre la inmigración desde terceros países por motivos laboral encontrarás aquí. Además, existe una nota de prensa del Gobierno Federal sobre este tema.

 

Noticias relacionadas