La "Kürbiszeit": Las calabazas, reinas del otoño en Alemania

  I   Cultura Alemania-tiempo-calabaza-sopa-receta-ku?rbiszeit

Pixabay CC - Funki50

Durante el tiempo que dura la "Kürbiszeit", las calabazas se convierten en actrices principales a nivel gastronómico y cultural en Alemania.

(PA/vmf) El otoño es una estación asociada tradicionalmente a la madurez. Las hojas de los árboles van cambiando su color y caen progresivamente para dar paso al invierno. En todo el mundo, las diferentes culturas celebran en mayor o menor medida la llegada de esta colorida estación con diversas celebraciones y tradiciones: desde Halloween y Acción de Gracias en los países anglosajones, hasta el Día de Todos los Santos en las culturas de influencia hispana.

Alemania no es una excepción en lo que a estas fechas señaladas se refiere y, si bien es cierto que Halloween es seguido muy de cerca por los ciudadanos germanos desde su llegada masiva allá por los años 90, también tienen tradiciones propias que festejan cada año tras el equinoccio de otoño. Una de las más desconocidas, pero más emblemáticas de esta estación, es la llamada Kürbiszeit.

Kürbiszeit significa, ni más ni menos, que “tiempo de calabazas” y, más que a una fecha en concreto,  alude a un periodo de tiempo en el que las huertas de Alemania producen la mayor cantidad de calabazas de todo el año. Durante el tiempo que dura la Kürbiszeit, las calabazas se convierten en actrices principales a nivel gastronómico y cultural. Más allá de los cientos de recetas de platos con calabazas, los alemanes aprovechan la enorme variedad que hay para decorar sus casas, tiendas y Märkte, dando así la bienvenida al otoño.

 

Cómo celebrar la Kürbiszeit en Alemania

Puesto que la Kürbiszeit es un periodo de tiempo que no está fijado como tal y que se trata de un concepto abstracto, cabría preguntarse cómo hacen los alemanes para celebrarlo y si realmente es tan seguido masivamente. El seguimiento de la Kürbiszeit lo representan bien las cifras que se verán más adelante, mientras que la forma de celebrarlo, varía en función de las personas.

Algo similar a la Kürbiszeit puede encontrarse en España con las castañas. Al igual que en noviembre aparecen los castañeros en el centro de Madrid, en las ciudades alemanas hay puestos donde se pueden adquirir distintas especialidades gastronómicas cuyo principal ingrediente es la calabaza. Dado que el frío ya va apretando por estas fechas, es habitual encontrar puestos en los Märkte que ofrecen a los viandantes la posibilidad de adquirir y degustar un rico plato de sopa de calabaza (Kürbissuppe, en alemán) que sirve a la vez como reconstituyente y como un delicioso aperitivo otoñal para los paseos por la ciudad.

Pero, tal y como sucede con cualquier tradición, no todo se limita a la calle. Las familias alemanas también aprovechan la gran cantidad de calabazas que tienen disponibles en las tiendas de sus ciudades y en sus huertos para preparar ricas recetas mientras dure la Kürbiszeit. Durante todo este tiempo, los alemanes introducen las calabazas en multitud de platos, aprovechando los diferentes sabores que se pueden obtener de los distintos tipos de calabaza: desde tartaletas saladas de calabaza hasta dulces de calabaza, pasando por platos habituales, como la pasta, a la que se le añade calabaza para crear apetitosas salsas.

Fuente: Flickr CC - Felix Schaumburg

Kürbiszeit en cifras

Para cuantificar correctamente el impacto de este periodo de tiempo, no hay más que echar un vistazo a las cifras de cosecha de calabazas en Alemania durante la Kürbiszeit. Según las cifras proporcionadas por el Ministerio de Agricultura alemán, en 2015 se recogieron cerca de 69.000 toneladas de calabazas para consumo (Speisekürbisse) en este periodo, siendo Baviera, Baden-Wurtemberg, Renania-Palatinado y Renania del Norte-Westfalia los Länder más exportadores.

Estas cantidades no incluyen el número de calabacines ni de calabazas no comestibles que se cosechan en Alemania con fines decorativos. Haciendo cálculos, se ve la relevancia que tiene la Kürbiszeit, ya que en este periodo cada alemán consume cerca de 1kg de calabaza.

Kürbiszeit frente a otras tradiciones en Alemania

Contrariamente a lo que se pudiera pensar, la Kürbiszeit no es una tradición que se esté perdiendo con el paso de los años por culpa de la llegada de nuevas celebraciones. Es más, conforme ha ido pasando el tiempo y Halloween se ha ido asentando entre los jóvenes alemanes, ambas fiestas han formado un tándem perfecto que se alimenta mutuamente.

En definitiva, el otoño en Alemania nos trae consigo dos festividades que, con el paso de los años, han aprendido a convivir sin perder la esencia que las caracteriza, convirtiendo a la calabaza en la reina de la estación.

 

 

Noticias relacionadas