Biblioteca de Berlín atesora un millón de libros sobre Iberoamérica

  I   Cultura   I   Fuente: dpa Alemania-Berlin-Ibero-Latinoamerica-Biblioteca-del-Instituto-Iberoamericano

By Bonpland, Aimé, Arzt, Naturforscher, Entdeckungsreisender, Frankreich, 1773 - 1858 (Zentralbibliothek Zürich) [Public domain], via Wikimedia Commons

La Biblioteca del Instituto Iberoamericano, la mayor de Europa especializada en América Latina, el Caribe, España y Portugal, sumó a su colección el millonésimo libro, lo que supone "un gran fondo cultural al alcance de todos", asegura Ulrike Mühlschlegel, vocera de la institución.

Entre las joyas de la biblioteca, ubicada en el centro de Berlín y considerada la tercera mejor del mundo en su tipo, está la primera traducción al alemán de las famosas cartas escritas por el conquistador Hernán Cortés al emperador español Carlos V y que data de principios del siglo XVI.

"Es difícil decir cuáles son los libros 'especiales', pero sin duda tenemos algunos que no se encuentran en ningún otro lugar del mundo", dice Mühlschlegel.

Uno de estos ejemplares es un manuscrito en pergamino de un Nuevo Testamento en quiché, que es parte de la familia lingüística de las lenguas Mayas y que se habla en ciertas regiones de Guatemala y México.

La biblioteca posee también una amplia colección de cultura popular latinoamericana del siglo XIX. Un ejemplo es la serie llamada "Biblioteca criolla", una recopilación de más de 2.000 folletos, encuadernados en 25 tomos, que reúnen las mejores obras de literatura gauchesca, cancioneros populares, noticias de crímenes, publicaciones anarquistas y políticas y obras de teatro argentinas, aunque también hay sobre Perú y Uruguay.

En sus anaqueles se encuentra una edición de "Dos odas elementales" del Premio Nobel chileno Pablo Neruda, una publicación de 1956, de solo cuatro páginas y que contiene los dibujos del autor y su firma.

Además hay obras del poeta uruguayo Saúl Ibargoyen, como "Dispersiones", "Poeta semi-automático" y "¿Palabras?", con dedicatorias a la poetisa uruguaya Idea Vilariño.

La biblioteca fue creada en 1930 a partir de la donación de 82.000 tomos que poseía el historiador, escritor, abogado argentino Ernesto Quesada, al Estado de Prusia (antigua Alemania).

Ese fue el comienzo de lo que años más tarde se convertiría en el Instituto Iberoamericano de Berlín, que actualmente trabaja en tres ámbitos: información, investigación y centro cultural.

"La colección desde un inicio se desarrolló con una visión de libros sobre América Latina, España y Portugal. Es decir, son textos hechos en estas regiones y también libros escritos en alemán o cualquier otro idioma sobre Iberoamérica", resalta la portavoz de la biblioteca.

Además, contiene obras científicas en áreas como humanidades, sociología, antropología y lingüística. "Más más fácil es decir qué no hay acá: Matemáticas, por ejemplo”, detalla Mühlschlegel.

Cada día, alrededor de 150 a 200 personas visitan la biblioteca, un 30 por ciento corresponde a estudiantes de Berlín y Potsdam, una ciudad ubicada a 30 kilómetros de la capital germana.

Otro 60% por ciento son catedráticos alemanes e investigadores extranjeros y el 10 por ciento restante es el público en general, quienes incluso pueden llevarse los libros en préstamo.

El Instituto Iberoamericano lanzó hace cuatro años también una biblioteca digital. Según la institución, el número de usuarios crece en un 80 por ciento al año y en 2016 registró 165.000 visitas.

Página web del Instituto

Noticias relacionadas