500 años de la ley de pureza de la cerveza alemana de 1516

  I   Cultura ley-pureza-cerveza-alemana-alemania

Pixabay CC - dantetg

Desde 1995 Alemania celebra cada año el 23 de abril el día de la cerveza con el cual la industria cervecera quiere recordar y rendir homenaje a la ley de pureza de la cerveza que cumple su quinto centenario.

(pa/fe) Para la mayoría de los alemanes es difícil imaginarse una vida y un mundo sin cerveza. Y así lo manifestó el ex canciller Gerhard Schröder: “Hol mir mal ne Flasche Bier, sonst streik ich hier” (Tráeme una botella de cerveza o hago huelga aquí). Y esta tradición cervecera está de celebración, pues se cumplen ahora en 2016 los 500 años del Reinheitsgebot (ley de pureza de la cerveza).

Ya antes existían algunas regulaciones sobre la cerveza como la de Augsburgo en 1156, Núremberg en 1293, Weimar en 1348, Weiβenseeen en 1434 o Múnich en 1363. Pero no fue hasta el 23 de abril del año 1516 cuando se promulgó el conocido Reinheitsgebot como se conoce hoy en día.

Todo comenzó durante un encuentro de la nobleza bávara en Ingolstadt, cuando el duque Guillermo IV y su hermano Luis X aprobaron una legislación reguladora sobre la producción de la misma y con el título siguiente: “Cómo se debe elaborar y servir la cerveza en verano e invierno en el campo”.

Proclamaron el Reinheitsgebot, que establecía que la cerveza sólo podía ser elaborada con tres ingredientes: cebada, lúpulo y agua. La importancia de la cebada se debía a poder combatir el hambre ya que por aquel entonces había escasez de alimentos. El trigo pues se reservaba para la elaboración del pan.

Pero la aclaración, de que debía ser con cebada malteada se introdujo más tarde. Y es que por aquel entonces aún no se conocía la levadura. La levadura se registró en el Reinheitsgebot en el siglo XIX. Naturalmente el texto se revisa y se actualiza constantemente.

Malta, lúpulo, levadura y agua

Según la legislación de Alemania, la cerveza alemana debe elaborarse hoy en día con malta, lúpulo, levadura y agua según el Reinheitsgebot de 1516. Y continúa siendo la legislación alimentaria válida más antigua del mundo. Con esta regulación se han impedido las falsificaciones, pero sobre todo, el que se puedan añadir productos químicos u otros aditivos. Con ello se garantiza la calidad del producto.

Y es que antes de que se usase el lúpulo para la conservación y para darle aroma en las cervecerías, se utilizaban todo tipo de hierbas y condimentos. Algunos de ellos eran extremadamente tóxicos y capaces de producir alucinaciones en los consumidores de cerveza. ¿Qué se utilizaba? Bilis de buey, enebro, endrino, corteza de roble, vermú, comino, anís, laurel, aquilea, estramonio, genciana, romero, tanaceto, hierba de San Juan, astillas de abeto, raíces de los pinos y también beleño.

23 de abril, día de la cerveza alemana

Este día hay mucho que hacer para los amantes de la cerveza. Algunos establecimientos y familias de la industria cervecera en el sur de Alemania se han asociado desde el año 2003 con la intención de ofrecer ediciones limitadas de su producción cervecera bajo el nombre "Jahrgangsbier 23.04”.

Se puede comercializar durante aproximadamente cerca de 120 días (hasta finales de agosto) y encontrarse en los establecimientos de compra-venta de cerveza. Cada industria elabora una cantidad de casi 6.000 litros y cada botella tiene incluido un número de serie.

Además de todo esto tienen lugar también seminarios sobre la cerveza, cursos sobre la elaboración de la misma y visitas a fábricas de cerveza. Incluso la Deutsche Post ha sacado un sello especial para conmemorar los 500 años del Reinheitsgebot.

Uno de los puntos culminantes de la celebración será la exposición provincial La cerveza en Baviera, que tendrá lugar en Aldersbach (del 29 de abril al 30 de octubre de 2016). Lo promueve la Casa de la historia bávara. El escenario de la muestra será una vieja cervecería del siglo XIX y el monasterio cisterciense.

La ley de pureza de 1516 tampoco ha perdido nada de su relevancia y actualidad. Según una encuesta reciente, el 85% de los alemanes están a favor de que siga en vigor el Reinheitsgebot. Y es que garantiza una protección eficaz de los consumidores. 

Para saber más puedes visitar la página del Reinheitsgebot en alemán y ver este vídeo también en alemán, que cuenta el proceso de elaboración de la cerveza alemana teniendo en cuenta la ley de la pureza de la cerveza. 

 

 

 

Noticias relacionadas