Berlín rinde homenaje al revolucionario Fassbinder

  I   Cultura   I   dpa rainer-werner-fassbinder-director-aleman-berlin

CC flickr.com/photos/mcatarifa/8033074455/

Considerado por muchos como el mejor cineasta alemán que habría cumplido 70 años el próximo 31 de mayo. Y una gran exposición en Berlín le rinde ahora tributo recordando su vida y su obra.

Berlín, (Por Elke Vogel - dpa) - El museo berlinés Martin-Gropius-Bau presentó hoy la muestra donde el visitante podrá sumergirse en la salvaje vida y en la revolucionaria obra del mítico cineasta, que murió en 1982 con tan sólo 37 años. "Fassbinder - JETZT" (Fassbinder - AHORA) abrirá sus puertas mañana hasta el próximo 23 de agosto con un recorrido por el amplio trabajo del que fue un apasionado de su oficio, haciendo hincapié en la vigencia de sus obras y su influencia en artistas posteriores.

Con sus voluminosos y críticos trabajos con la sociedad como "Berlin Alexanderplatz" (una miniserie de 14 episodios), "Todos nos llamamos Alí" (1974) o "El matrimonio de María Braun" (1979), el cineasta nacido en 1945 en Baviera hizo historia en el cine.

Hasta hoy sigue siendo, también en el extranjero, el máximo representante del Nuevo Cine Alemán de la década de los 60 y 70. "Fueron meteoritos que golpearon durante un tiempo algo retrógrado", comentó el director del Gropius-Bau, Gereon Sievernich, sobre un cineasta que en 16 años consiguió rodar 44 películas.

Genio, borracho, niño prodigio, rebelde y tirano fueron algunos de los calificativos que recibió Fassbinder a lo largo de su carrera. Excitado por el alcohol, las aventuras amorosas y las drogas, trabajó como un poseso.

Así, en tres días sin dormir, de una tirada, Fassbinder grabó en cintas el guión de la miniserie de televisión "Berlin Alexanderplatz" describiendo cada enfoque. Por la mañana su madre se encargaba de transcribir las grabaciones con ayuda de una máquina de escribir que se puede ver en la exposición. También se pueden escuchar extractos de los dictados de Fassbinder.

Su bicicleta de carreras, su colección de videocassettes con muchas películas de Hitchcock, su máquina de pinball y el gigante sofá de cuero marrón -en el que se permite a los visitantes sentarse- de su último piso en Múnich, son parte de los numerosos objetos privados que complementan los documentos, cartas, cortes de películas y entrevistas del cineasta.

Asimismo, en una de las salas se puede ver el vestuario creado por Barbara Baum para sus películas, como el vestido plateado con cola y turbante que Hanna Schygulla usó en "Lili Marleen" (1981), confeccionado con tela original de los años 20.

La exposición creada por el Museo de Cine Alemán en Fráncfort en cooperación con la Fundación Rainer Werner Fassbinder no ofrece sólo una mirada sobre el pasado, sino también muestra las obras que se han inspirado en trabajos de Fassbinder, como es el caso de la artista nacida en Bangladesh Runa Islam en su trabajo "Tuin".  

Mas información: Fassbinder – NOW (Berliner Filmfestspiele)



Noticias relacionadas