Nikolaus, Christkind, Weihnachtsmann: ¿quién trae los regalos en Alemania?

  I   Cultura Alemania-Navidades-san-nikolas-papa-noel

Pixabay CC - Wolter_Tom

Cada año la misma confusión: ¿quién se encarga de los regalos? En Alemania hay una variedad de personajes que se hacen cargo de esta importante tarea.

(PA/fs) Al principio de la época de adviento, el día 6 de diciembre viene San Nicolás (Hl. Nikolaus o Sankt Nikolaus), que trae dulces para muchos niños y adultos. Pero también existe Papa Noel que viene en navidades ¿o era el Niño Jesús quién nos traía los regalos? Aquí empieza la confusión: ¿Quién es San Nicolás? ¿Ayuda Papa Noel al Niño Jesús con los regalos? También hemos oído que Santa Claus - así llaman a Papa Noel en el mundo anglosajón y no debe confundirse con San Nicolás - tiene en el Polo Norte una fábrica de juguetes donde le ayudan los elfos. Vamos a resolver el rompecabezas: Se trata de un largo proceso que ha convertido a uno de los primeros obispos cristianos en un abuelo con barba blanca y mejillas rojas que entra por la chimenea para traer regalos a los niños durante las fiestas.

San Nicolás – el origen de todo

El origen de todos los cuentos alrededor de este personaje, se basa en Nicolás de Myra, un obispo de Licia en Turquía que según la leyenda nació en Patara y murió el 6 de diciembre del año 343. El joven obispo participó en el primer concilio de Nicea en 325 y en la Iglesia de Oriente le veneraron como un santo desde el siglo VI, porque dicen que siempre había cuidado a los pobres y a los niños trayéndoles en secreto regalos por la noche.

Desde Asia Menor, su popularidad se extendió al Sacro Imperio Romano de la nación alemana y el resto de Europa. Ya en la Edad Media se regalaba algo a los niños, pero también a pobres y sirvientes, el día 6 de diciembre como parte de este culto. El ‘Heiliger Nikolaus’ viene en general acompañado de un ayudante: en el centro y norte de Alemania es ‘Knecht Ruprecht’ (siervo o mozo Ruprecht) y en las regiones del sur, especialmente en las regiones alpinas de Alemania es Krampus (personajes de terror).

La función de los acompañantes es la contraria que la de San Nicolás, que trae regalos a los niños buenos, castigar a los niños que han sido desobedientes durante el último año. En la noche al 6 de diciembre los niños ponen sus botas fuera de la puerta de la casa: Si han sido buenos se llenan sus botas con dulces, naranjas, mandarinas, galletas y un San Nicolás de chocolate o, en el caso de haber sido malos, se pone una varita o caña.

Martin Luther no sólo reformó la iglesia sino también las navidades en Alemania

Martin Luther cambió esta costumbre en Alemania eliminando la distribución de regalos en la noche de San Nicolás para los protestantes alemanes alrededor del año 1535. A Luther no le gustó el culto de los santos que tienen influencia en la vida terrenal. En cambio, introdujo a ‘Cristo’ que es quien trae los regalos de navidad. Más tarde, lo llamaron el Niño Jesús (Christkind).

Esta costumbre protestante ganó popularidad en el siglo XIX, incluso en regiones católicas y el Niño Jesús se convirtió en un ser angelical. Lo curioso es que hubo un cambio en el grupo de seguidores: Hoy en día, es el Christkind, de origen protestante quien trae los regalos en las regiones católicas en el oeste y sur de Alemania mientras que en las regiones del norte y este de Alemania es San Nicolás quien viene como Papa Noel (Weihnachtsmann).

De esta forma en Alemania hay tres protagonistas: San Nicolás, que viene el 6 de diciembre y los dos que vienen en navidades, para un 45% de los alemanes ‘Weihnachtsmann’ y para un 39% ‘Christkind’.

Un nuevo protagonista: Santa Claus o Papa Noel

La imagen de San Nicolás cambió durante el siglo XIX y era una mezcla del obispo original y de sus acompañantes. Tomó de ellos las botas, el saco y la férula, pero mantuvo su capote y su mitra que, sin embargo, cada vez tenía un aspecto más modificado. Para conseguir la apariencia que conocemos hoy tuvo que emigrar a EE.UU. y lo hizo bajo el nombre de Sinterklaas desde Holanda, convirtiéndose después en Santa Claus. Todavía mantenía el aspecto de un obispo pero en EE.UU. se fusionó con el Father Christmas, quien llegó de la mano de los británicos al nuevo mundo e instauró la tradición de traer los regalos el 25 de diciembre. En EE.UU. cambió también la ropa, ahora más apta para el invierno. 

En 1821, el neoyorquino William Gilley describió a Santa Claus vestido con pieles y en un trineo tirado por renos. No obstante, un impacto más grande y significativo para su imagen tuvo el poema ‘A visit from St. Nicholas’ conocido también por su primera frase ‘Twas the Night Before Christmas’ y publicado anónimamente en 1822. Se describe a Papa Noel como un duende con un poco de barriga vestido con pieles, con los ojos brillantes, las mejillas sonrosadas, una nariz como una cereza y una larga barba blanca y con pipa.

La primera imagen dibujada por un caricaturista

Durante la Guerra Civil Americana, en 1863, Thomas Nast, famoso caricaturista político de los Estados Unidos en el siglo XIX, dibujó por primera vez a Santa Claus para la revista semanal ‘Harper’ y así influyó en su apariencia: regordete, divertido y con una larga barba. Esta figura desplazó poco a poco a las otras imágenes y cuando le pidieron al caricaturista que coloreara algunas de sus obras eligió el blanco y el rojo, aunque anteriormente Santa Claus estaba vestido de verde.

Además, trasladó su casa al Polo Norte, dónde ahora tiene también su fábrica de juguetes, e hizo desaparecer a los acompañantes de San Nicolás. Hoy en día se dice que Santa Claus tiene un libro con un listado de los niños buenos y los desobedientes para saber a quienes deja regalos y a quienes no.

Más tarde, en 1931 Coca Cola utilizó esta figura de Santa Claus para una de sus publicidades navideñas, momento en el que el aspecto del Papa Noel americano se hizo famoso en todo el mundo.

 

 

Noticias relacionadas