La decoración navideña en Alemania

  I   Cultura La decoración navideña  en Alemania

Shutterstock

Las luces forman parte de la típica y tradicional decoración navideña en Alemania. Con ellas cambia el aspecto de las calles y casas. Iluminan la oscuridad de la noche y anuncian la navidad en Alemania y el nacimiento del Niño Jesús para los creyentes.

La corona de adviento en Alemania

(PA/fs) Se dice que el origen de la corona de adviento (Adventskranz) data del año 1839: Johann Hinrich Wichern utilizó una rueda de carro con 24 velas, (20 pequeñas rojas y 4 grandes blancas) para indicarles los días restantes a los niños  que siempre preguntaban cuánto faltaba para navidad. Cada día encendía una vela pequeña más y los domingos del adviento una vela grande. Así los niños pudieron contar los días que faltaban para que lleguara Nochebuena.

Esta idea evolucionó y desde el año 1860 se conocen coronas de adviento hechas de ramas de abeto. Era una costumbre protestante que se extendió desde el norte de Alemania hasta las regiones católicas del sur, donde en 1925 se colocó por primera vez una corona de adviento en una iglesia.

A parte de recordar que las navidades se acercan, la corona de adviento tiene varios significados, como el aumento de luz hasta el nacimiento de Jesús, la forma redonda es como el orbe de la tierra y el verde de abeto significa la esperanza y la vida. Dependiendo de la región, se eligen diferentes colores según la liturgia, aunque esto no influye mucho en el uso y la decoración casera donde se decoran con varios objetos distintos como piñas de abeto, nueces y frutos secos, lazos de tela de color o pequeñas figuras. 

Árbol de navidad en Alemania

Fuente: Pixabay CC - PublicDomainPictures

El árbol de navidad (Weihnachtsbaum, Christbaum o Tannenbaum) es un árbol conífero que se coloca en la temporada de navidad en las iglesias, casas y sitios públicos. Se decora con luces, velas, bolas de cristal, oropel (cabello de ángel), ángeles u otras figuras según las tradiciones en las distintas regiones. La tradición de este árbol navideño es muy larga: Ya del siglo XVI se encuentra una fuente que recoge que en la catedral de Estrasburgo hubo un árbol de navidad. Incluso Goethe mencionó en 1744 en ‘Las desaventuras del Joven Werther’ un árbol decorado con luces de cera, dulces y manzanas.

Tener un árbol de navidad era un privilegio de los ricos hasta el siglo XIX y fue en el mismo siglo cuando se extendió la costumbre de poner un árbol de navidad desde Alemania en todo el mundo. En 1832, el profesor de Harvard Charles Follen de origen alemán puso un árbol en su casa en Massachusetts (Nueva Inglaterra) haciéndolo popular en el nuevo mundo. Y cuando en 1840 Alberto de Saxe-Coburgo y Gotha se casó con la reina Victoria de Inglaterra llegó el árbol de navidad a Londres.

En Alemania, se usan mayoritariamente abetos: cada navidad se venden sobre todo (unos 16 millones al año) abetos del tipo nordmanniana (Nordmanntanne). Se cultiva principalmente en la región del Sauerland, en Schleswig-Holstein y Dinamarca. En general, se coloca en la mañana de Nochebuena y se evita que los niños lo vean decorado antes del reparto de los regalos (Bescherung).

Tradicionalmente, el árbol de navidad en Alemania permanece decorado hasta el 6 de enero (epifanía) en regiones protestantes y en las familias católicas hasta la fiesta del Bautismo de Jesús (el primer domingo después epifanía). En algunas regiones se guardan los árboles para quemarlos luego en el fuego de Pascua (Osterfeuer).

Aunque generalmente se coloca un árbol cortado existen también familias que compran un árbol con raíces que plantan después de navidad en el jardín para poder reutilizarlo el año que viene. La decoración depende mucho de las regiones y tradiciones familiares: originalmente, se utilizaban velas para iluminar el árbol, pero por motivos de seguridad y comodidad hoy en día se utilizan luces eléctricas. Según la tradición, se colocaban dulces, nueces y manzanas y con el tiempo se añadieron bolas de cristal (desde 1830) o estrellas de paja, figuritas como ángeles y también espumillón (1878). En la punta del árbol se suele colocar una estrella que recuerda a la estrella de Belén.

Es posible que la decoración del árbol de navidad en Alemania sea un motivo de conflicto familiar: por un lado porque en general la familia no esta contenta con el árbol elegido por su forma o porque no es suficiente tupido y, por otro lado, porque la decoración misma puede ser motivo de discusión. A mucha gente le gusta crear el ambiente de navidad incluyendo el árbol según sus tradiciones personales lo cual lleva en un 17% de los casos a una discusión, por ejemplo sobre la cuestión de si se ponen únicamente los adornos de navidad de la abuela o si se hace un cambio más moderno.

El Belén en Alemania

Fuente: By Anzi9 (Own work) [GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html) or CC-BY-SA-3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/)], via Wikimedia Commons

Francisco de Asís fue el primero en montar un belén en la Nochebuena de 1223 para la conmemoración del nacimiento de Cristo. Desde la península italiana se difundió esta forma de conmemorar el evento por toda Europa. Desde el año 1562 se conoce el belén (Krippe) en la forma que todavía tiene hoy en día. Los jesuitas en Praga fueron los primeros que llevaron la escenificación del nacimiento a las Américas como herramienta de la evangelización.

En el Sur de Alemania y Austria el montaje de un belén se convirtió en una forma de prestigio en las iglesias y hay varios textos que documentan la creación de pesebres a principio del siglo XVII en la zona de los Alpes. En el siglo XVIII los Habsburgo prohibieron los belenes en sitios públicos y el obispo de Salzburgo lo prohibió en todo su territorio. Estas prohibiciones provocaron que el belén entrara en las casas privadas donde durante mucho tiempo fue el centro de la celebración navideña de las familias católicas hasta que el árbol de navidad ganó protagonismo.

El belén se coloca el día 24 de diciembre y se quita el domingo siguiente al 6 de enero después de los Reyes Magos. El pesebre y las figuras son en general de madera y no sólo personifican a la santa familia con el Niño Jesús, María y José, sino también al resto de los participantes: suele haber una mula y un buey, pastores y ovejas, ángeles en el techo y, por supuesto, aparecen los Reyes Magos. Existen muchos sitios en Alemania que son famosos por su belén o por una exposición de pesebres. Además, unos pueblos son conocidos por la producción artesanal de los belenes como, por ejemplo, Oberammergau en el sur de Múnich dónde hay muchos tallistas.

Candelabros decorativos en Alemania

Schwibbogen, así se llaman unos candelabros decorativos con origen en los Montes Metálicos (Erzgebirge) en Sajonia. El nombre viene de su forma de arco (Bogen) y su origen data de 1740 cuando se construyeron unos arcos de metal para guiar a los mineros durante su retorno diario a casa, dado que en invierno anochece muy temprano.

En general, estos arcos tienen como motivos de decoración temas de la vida cotidiana y el más típico es una escena con dos mineros junto a un carpintero artesano y una mujer que hace encaje de bolillos. Además, se utilizan temas como el bosque y sus animales o las navidades. Desde los años cuarenta y cincuenta del siglo XX los candeleros empezaron a construir los candeleros de madera y hoy en día se utiliza comúnmente luz eléctrica.

Pirámide de navidad en Alemania

Pirámide de navidad en el mercadillo navideño de Augsburgo. Fuente: By User:Neitram (Own work) [GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html) or CC BY-SA 4.0-3.0-2.5-2.0-1.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0-3.0-2.5-2.0-1.0)], via Wikimedia Commons

Los Montes de Metal son también lugar de origen de la pirámide de navidad (Weihnachtspyramide), un pequeño carrusel hecho de madera con una hélice en la parte superior y diferentes motivos navideños como decoración. Se encienden unas velas y por las corrientes de convección térmica se propulsa la hélice. Originalmente, se utilizaba una construcción de cuatro palos envueltos de ramas verdes unidos en la parte superior y decorados con luces.

Estrellas de paja en Alemania

Según la leyenda, las estrellas de paja (Strohsterne) tienen su origen en el belén: Una joven pastora no supo que regalar al recién nacido y cuando miró al cielo le iluminó la Estrella del Belén (Stern von Betlehem) así que se le ocurrió la idea de hacer una imitación de paja. Las estrellas de paja eran y son una forma económica y accesible de decorar el hogar. Especialmente en los siglos pasados la gente tenía por lo menos acceso a paja para hacer su propia decoración navideña. Hoy en día sigue ilustrando esta conexión entre el Belén y su estrella colgando la versión de paja junto a unos ramos en ventanas y puertas, o directamente en el árbol de navidad.

Colgar un ramo de muérdago en Alemania

Creer que el muérdago tiene poderes místicos viene de las sagas nórdicas y también Panorámix, el druida del comic ‘Asterix’ añade la planta a la poción mágica que le da fuerza al pequeño galo. Desde Inglaterra y EE.UU. vino la costumbre de colocar un ramo de muérdago (Mistelzweig) en la puerta y en 12% de las casas alemanas cuentan con uno. La costumbre dice que los que se encuentran debajo del ramo se tienen que besar: a las parejas les trae buena suerte y a los desconocidos tal vez un nuevo amor. 

 

Para saber más sobre la navidad en Alemania consulta nuestros artículos:

Así se celebra el adviento y la navidad tradicionalmente en Alemania

Guía de los mercados de navidad en Alemania

Costumbres y tradiciones navideñas en Alemania

Sabores típicos de navidad en Alemania 

Stollen, el pan navideño alemán

 

 

Noticias relacionadas