¿Dónde vivir mejor en Alemania? Áreas metropolitanas en Alemania

  I   Vivir Vivir-en-Alemania-ciudades-Berlin-guia-Alemania-donde-vivir

Pixabay CC0 Public Domain - autor: 2197494

Si te vas a establecer en Alemania es interesante que conozcas su estructura y, si vas a elegir zona, es recomendable que conozcas las características de cada posibilidad. Aquí te hablamos de las regiones metropolitanas en Alemania.

La distribución de la población en Alemania es muy diferente a la de otros países europeos, puesto que no hay grandes núcelos de población, de hecho sólo Berlín supera los 3 millones de habitantes; Hamburgo, Múnich y Colonia tienen entre 1 y 2 millones. A continuación existen 76 ciudades consideradas grandes con más de 100.000 habitantes, 611 medianas con más de 20.000 habitantes y 2.539 pequeñas. Por otra parte, hay zonas con mayor densidad de población: las denominadas regiones metropolitanas (Metropolregionen), muy a menudo entre dos ríos, con una actividad industrial elevada y, por tanto, muchos puestos de trabajo. A continuación os hablamos un poco de ellas.

Las regiones metropolitanas europeas son áreas urbanas con una población muy densa que gozan de buena reputación internacional por su potencial económico y su desarrollo dinámico. Entre 1995 y 2005 se definieron 11 regiones en Alemania (ver tabla abajo) que cumplían con los requisitos para ser un motor del desarrollo social, económico y cultural, que se pueden resumir en 3 funciones generales:

1. Decisión y control: en estas zonas se encuentran las administraciones centrales de grandes empresas y las correspondientes agencias de servicios como marketing, calificación, investigación de mercado, consultorías, etc. Además se han establecido bancos y compañías de seguros. Se tiene en cuenta también si hay sedes centrales o representaciones de organismos políticos que ejerzan su poder de decisión desde allí.

2. Innovación y competencia: viveros de innovaciones sobre todo a nivel técnico y científico pero también dentro del ámbito social y cultural. Hay una alta densidad de universidades e instituciones de investigación, así como de centros culturales de diversos tipos. Además, se ofrece una buena infraestructura para ferias, conciertos y eventos deportivos.

3. Gateway: la región funciona como plataforma de un intercambio directo de conocimientos e información. Se realizan congresos y ferias que se puedan transmitir directamente mediante una excelente infraestructura de telecomunicaciones. Aeropuertos, puertos fluviales o marítimos, sistemas de trenes rápidos y autopistas garantizan una accesibilidad óptima.

Si estas características han llamado tu atención y te gustaría asentarte en una de ellas, debes saber que en Alemania, las regiones metropolitanas no se ubican únicamente en los alrededores de las ciudades más importantes, sino también en áreas donde hay una gran densidad de población derivada de diferentes ciudades. En la tabla que ilustra este artículo encontrarás una lista con las once regiones metroplitanas alemanas y sus principales ciudades.

Vivir en una zona metropolitana en Alemania abarca varias opciones: vivir en una de las ciudades centrales, en una ciudad mediana o en una pequeña. Si te apetece vivir cerca de campos y bosques pero tampoco quieres renunciar a actividades culturales y sociales típicas de una metrópoli, una región como esta te podría gustar. No obstante, hay que tener en cuenta que los alquileres en estas zonas son bastante altos, sobre todo en las ciudades medianas y pequeñas. Pueden ser incluso más altos que en las ciudades centrales. Eso se debe a las ventajas que he mencionado antes en cuanto a la gran oferta de empleo, la buena infraestructura y red de telecomunicaciones, la variada oferta cultural y el plus de naturaleza, que atrae a mucha gente y hace subir los precios.

Para los jóvenes, sobre todo estudiantes y sus familias, estas regiones tienen la ventaja de que hay una gran variedad de universidades en las proximidades de su residencia. Esto hace que también exista una gran oferta cultural, gastronómica y de ocio que aumenta el atractivo de la región. Lo más cómodo para aprovechar esta oferta es tener coche propio, pero la oferta del transporte público regional es bastante buena y está mejorando cada vez más, lo cual facilita el acceso desde las afueras a las ciudades.

A diferencia de un pueblo pequeño, vivir allí va a ser algo más anónimo, pero aun así a veces puedes tener la sensación de vivir en un pueblo. No obstante, siempre puedes tomarte un respiro escapándote a la urbe más cercana para cambiar de aires. Además, las pequeñas y medianas ciudades suelen tener una oferta social y cultural bastante más amplia que responde a distintos gustos (por lo menos los más populares).

Finalmente, la vida en una región metropolitana ofrece una amplia gama de posibilidades: estás a poco tiempo tanto de una gran ciudad como del campo, de vez en cuando hay eventos deportivos o culturales pero en general disfrutas de la tranquilidad de un pueblo. Puedes elegir entre una ciudad mediana o una pequeña aldea dependiendo de tus gustos. Es ideal para familias y parejas que quieren evitar el ajetreo de la urbe, pero tampoco desconectarse demasiado de la palpitante vida. Y lo dicho, conviene tener un coche para poder disfrutar de esta ventaja.

Para saber más te puedes consultar la sección de vivir en Alemania.


 

Noticias relacionadas