¿Dónde mejor vivir en Alemania? Las ciudades alemanas

  I   Vivir Las 30 ciudades alemanas más pobladas en 2011

Guía HOLA ALEMANIA

Con este artículo cerramos la serie “¿Dónde vivir en Alemania?”, contándote todo sobre las ciudades alemanas, tan fascinantes para turistas pero también gente en búsqueda de oportunidades de todo el mundo.

Como ya te hemos contado en artículos anteriores de la serie “¿dónde vivir?”, la distribución de población en Alemania es muy diferente a la de otros países europeos, ya que no tiene grandes núcleos de población y sólo la capital, Berlín, supera los 3 millones de habitantes. Después, otras ciudades importantes como son Hamburgo, Múnich y Colonia tienen entre 1 y 2 millones, seguidas de otras 76 ciudades consideradas grandes con más de 100.000 habitantes, 611 medianas con más de 20.000 habitantes y 2.539 pequeñas. A continuación desglosamos estos datos.

El Instituto Federal para Investigaciones de Edificación, Ciudad y Ambiente (Bundesinstitut für Bau-, Stadt- und Raumforschung o BBSR) ha establecido un mínimo de 100.000 habitantes para considerar a una ciudad como grande. No obstante, el límite de 500.000 habitantes marca la diferencia entre una ciudad y una urbe. Dentro de este espectro existen 30 ciudades en Alemania, de las cuales 13 se encuentran en la región de Renania del Norte-Westfalia, en el oeste del país, que resulta una región con una densidad de población elevada.

En total existen como decíamos 80 ciudades consideradas grandes en Alemania, es decir, con más de 100.000 habitantes. De ellas 13 tienen más de 500.000 habitantes. Urbes con más de un millón de habitantes hay 4 en total pero entre ellas destaca la diferencia de Berlín, con 3,3 millones ciudadanos, frente a 1,7 millones en Hamburgo, 1,3 en Múnich y 1 millón en Colonia.

En estas 30 ciudades vivía un 22% de la población alemana. La migración hacia las grandes ciudades aumenta, lo cual confirma su atractivo. Entre 2005 y 2015 todas las ciudades registraron un crecimiento debido a la migración positiva (dado que la fertilidad en las ciudades está siempre por debajo del 2,1%, el nivel crítico para mantener constante la población).

En cuanto a la edad de los migrantes, se pueden distinguir claramente dos grupos: los jóvenes, entre 18 y 30 años, suelen instalarse en las urbes y los mayores, entre 30 y 65, se suelen ir a los alrededores. Este hecho aumenta aún más su atractivo, dado que la gente joven está considerada como buena mano de obra y fieles consumidores por las grandes empresas. Por su lado, las empresas ofrecen buenas oportunidades laborales y posibilidades a nivel privado. Los destinos más elegidos fueron las ciudades más grandes: Berlín, Múnich y Hamburgo.

Las ciudades más atractivas de Alemania

Según una clasificación del Instituto de Economía Mundial de Hamburgo, las dos ciudades más atractivas de Alemania son Fráncfort del Meno y Múnich. A bastante distancia se encuentran Bonn, Düsseldorf, Berlín y Colonia. Este estudio tiene en cuenta varios ámbitos necesarios para que una ciudad resulte atractiva a personas y empresas, como por ejemplo las tendencias económicas, el nivel y la oferta educativa, la producción cultural, el potencial de innovaciones, la internacionalización y la accesibilidad.

Fráncfort del Meno (centro de finanzas y Múnich (líder en alta tecnología) son los peces gordos de las aguas alemanas. Asimismo, esto significa que tienen un alto nivel de internacionalización, no sólo por el porcentaje más alto de empleados y estudiantes extranjeros, sino también por sus buenas comunicaciones. De momento, Fráncfort, sigue ganando a Múnich pero es posible que pronto se tornen los puestos, dado que se prevé que Múnich tenga un crecimiento dinámico mientras que Fráncfort parece que se va a estancar.

Como antigua capital, Bonn sigue siendo residencia de varios ministerios e instituciones internacionales, lo que hace que la productividad económica y el nivel educativo de la población sean aún muy altos. Sin embargo, no se prevé un gran crecimiento para los próximos años y la internacionalización tampoco es muy alta.

A nivel cultural, la ciudad más activa es Stuttgart: allí se producen y representan la mayoría de las producciones culturales de toda Alemania, seguida por Dresden y Múnich. Respecto al acceso a las ciudades, se puede generalizar afirmando que en el este es mucho más baja que en el suroeste. Si se compara la duración media para acceder a las metrópolis europeas hay una diferencia de más una hora entre Fráncfort y Dresden o Leipzig.

La región más problemática sigue siendo la Cuenca del Ruhr, donde la internacionalización, el nivel educativo y los empleados en áreas de altos conocimientos todavía son bastante bajos. Por ejemplo los niveles de Gelsenkirchen y Bochum son la mitad que los de Stuttgart (segundo centro de alta tecnología). Si bien es cierto que la productividad en la zona no es tan baja como se podría esperar debido a las ganancias provenientes de la industria pesada, la región tiene que luchar con un fuerte éxodo de la población que sufrirá un descenso de entre el 6% y 9% hasta 2025 (pérdidas mayores sólo se esperan en Chemnitz con hasta un 14%).

Las ciudades más saludables de Alemania

Existen también otros criterios para la clasificación de las ciudades, como por ejemplo al fijar las ciudades más saludables de Alemania. En este punto no sólo se mira el clima y la contaminación, sino también la oferta social, cultural y deportiva, así como su acogida. Obviamente, también es importante la oferta laboral y la tasa de desempleo. A la cabeza de este ranking se sitúan ciudades medianas o pequeñas como Ulm, Erlangen y Heidelberg con entre 100.000 y 150.000 habitantes parecen ofrecer el ambiente más favorable para la salud de sus ciudadanos. Aquí entra también el criterio de las horas de sol y en este ámbito gana claramente el suroeste y las costas de norte de Alemania.

Aquí puedes encontrar más información en alemán sobre el tema de las calificaciones de las ciudades. Puedes seleccionar el factor que más te interese (criminalidad, ingresos, desempleo, etc.) para la valoración de las distintas ciudades.

Finalmente, y para hacerte una primera impresión de una ciudad en concreto, puedes utilizar esta herramienta de vista panorámica. Además, aquí encontrarás una pequeña descripción en castellano de las ciudades más grandes con los enlaces a su página oficial. Y para Berlín en especial te recomendamos que consultes La Berlinesa, una guía gratuita elaborada por unos españoles que viven allí.

Calidad de vida en Alemania

Para poder definir la calidad de vida en las distintas ciudades se hizo una encuesta entre los ciudadanos sobre la satisfacción que sienten dentro de distintos ámbitos, como la oferta cultural y deportiva, las zonas verdes y el mercado inmobiliario. En una escala de 1 a 6, siendo 1 la mejor nota, Dresden se quedó en primer lugar con una nota media de 1,6; mientras que Stuttgart, Múnich y Hamburgo se relegaron al segundo puesto con un 1,8. Luego están Bonn y Düsseldorf con un 1,9; muy cerca de Colonia, Hanóver y Leipzig con 2,0. En esta calificación, Fráncfort ocupa un lejano décimo puesto con un 2,1.

Dentro de esta temática, destaca un estudio muy completo sobre la satisfacción de los ciudadanos alemanes llamado El Atlas de la Felicidad de Correos Alemán (Deutsche Post Glücksatlas 2015). Recoge en total 13 criterios para valorar las ciudades y regiones, entre los más comunes se encuentran la seguridad, la oferta para familias y ancianos, el funcionamiento de las oficinas estatales, las infraestructuras y la cercanía a zonas recreativas. Las 10 mejores ciudades fueron Hamburgo, Düsseldorf, Dresde, Hanóver, Múnich, Leipzig, Fráncfort, Bremen, Stuttgart y Bonn. En cuanto a las regiones, la felicidad es mayor en el norte y el sur del país, luego viene el oeste y por último el este.

El mayor problema que vas a tener que afrontar si quieres vivir más o menos céntrico en una de estas urbes es, aparte de precios más altos para la vida en general, sobre todo el coste del alquiler, muy por encima de lo razonable. Además hay una demanda enorme porque cada vez más gente quiere vivir en la ciudad y cada vez menos piensan en abandonarla. Tampoco se construyeron muchas viviendas en estos últimos años porque se da por hecho que la población alemana se va reduciendo sin tener en cuenta que está aumentando el número de hogares unipersonales.


Este artículo está parcialmente extraído de nuestra guía HOLA ALEMANIA, donde puedes encontrar más información exhaustiva sobre este y otros temas como el mercado laboral.

También encuentras más información en nuestra sección de vivir en Alemania.

 

Noticias relacionadas