El clima en Alemania

  I   Vivir el-clima-en-alemania

Ein Handbuch für Deutschland, P.17

Alemania tiene fama de tener un clima muy frío y pocas horas de sol, pero no siempre es así, echemos un vistazo a los datos reales del clima en Alemania: lluvias, temperatura y horas de insolación.

El tiempo atmosférico alemán es una de las grandes preocupaciones de los inmigrantes y visitantes que llegan desde países meridionales. No sólo por el frío, que se puede combatir fácilmente, sino por las pocas horas de luz solar durante el invierno. Es importante para la producción de la serotonina en el organismo y, por tanto, para el humor y el bienestar, así que las horas de sol al día puede ser un factor importante a la hora de elegir un lugar para vivir. 

Las ciudades más soleadas de Alemania con el promedio de horas de sol durante los últimos 30 años son Friburgo, Núremberg, Augsburgo, Stuttgart, Karlsruhe, Rostock y Múnich, que van de las 1740 a las 1681 horas. Para que te hagas una idea: Madrid tiene un promedio anual de 2.909 h, Roma 2.533 h, París 1.780 h y Londres 1.561 h. Con 1.550 h de media, Alemania se queda claramente por detrás de todas estas capitales. Para más detalle aquí
 puedes ver información actualizada sobre las horas de sol, pero también sobre la temperatura y precipitaciones organizadas por meses en las principales ciudades de Alemania.

Los tres sitios más soleados se ubican en el suroeste, en la región de Baden-Wurtemberg, y los lugares menos soleados están en Renania del Norte-Westfalia (Nordrhein-Westfalen). En cuanto a la lluvia que suele caer sobre tierras alemanas, el promedio de pluviosidad está en unos 760 litros por metro cuadrado, una cifra no demasiado elevada si se tiene en cuenta que España tiene un promedio de 650 l/m2. Las tres ciudades con más lluvias registradas se sitúan en el sur de Baviera (Bayern), casi en la frontera con Austria, debido a las altas montañas que detienen las nubes. Por el contrario, la región más árida es Sajonia-Anhalt (Sachsen Anhalt).

Temperatura en Alemania

Las temperaturas son otro de los factores que asustan a los visitantes, aunque en realidad está definido como templado sin periodos de frío o calor extremo. En general se puede decir que las regiones más cálidas se ubican en el valle del Rin en el oeste y las más frescas en el sur y el este; tal y como puedes ver en el mapa que ilustra el artículo. En el este puede hacer mucho frío en invierno durante un largo período de tiempo y en verano es posible que haga mucho calor. Además se registran a menudo largos períodos secos. El clima del norte y noroeste es claramente oceánico con precipitaciones en todas las estaciones e inviernos templados y veranos suaves.

Las temperaturas máximas se suelen registrar en julio y agosto, las mínimas en enero y febrero, así que si piensas viajar o instalarte allí en estas fechas ¡lleva ropa de abrigo!, aunque las calefacciones de las casas y establecimientos no te dejarán pasar frío. En verano se alcanza una media de 18°C en la llanura del norte y en el sur una media de 19°C. En invierno la temperatura media suele rondar los 0°C.

No obstante, existen también casos con temperaturas muy lejos de estos valores medios. Se considera que el sitio más frío de Alemania es un lago llamado Fuentensee a 1.601m de altura en el suroeste del país, cerca de la frontera con Austria. Allí se registró el frío más extremo en Nochebuena de 2001 con unos escalofriantes 45,9°C bajo cero. Sin embargo, hay que añadir que este sitio es algo especial por su ubicación en un valle, su altura con respecto al nivel del mar y los vientos que pasan por allí. Un récord más normal son los 29,4 grados bajo cero que se registraron en 2012 en un municipio en Baviera.

Ola de calor en Alemania

En cuanto al calor, el pasado 2014 fue el año más caluroso en todo el mundo y Alemania no fue una excepción: se registraron las temperaturas más altas desde el comienzo de las mediciones en 1881. La media anual estuvo por primera vez por encima de los 10 grados, si bien es cierto que no se alcanzaron los picos de calor récord de 40,2 grados en el sur de Alemania en 2003 y 1983. 2014 también fue un año con muchas tormentas y temporales, especialmente en el oeste y centro de Alemania.


Detrás de estos récords está el cambio climático, en Alemania trae veranos muy calurosos y secos. Durante los picos de estos veranos tan calurosos suele haber muchas veces tormentas violentas con fuertes tempestades y lluvias, e incluso con granizadas que llegan a destruir ventanas de coches y techos de edificios. Muchas zonas sufrieron graves inundaciones debido a las fuertes lluvias primaverales de 2002, 2013 y 2014. Por el contrario, y también en 2013, Hanóver experimentó su verano más seco desde hace 54 años, solo alcanzado por el verano de 2014. Como en todas partes, los cambios meteorológicos bruscos parece que se están acentuando cada vez más.

No obstante, si uno está bien preparado para las distintas estaciones y fenómenos meteorológicos no hay que quedarse en casa. En Alemania se suele decir: "No existe el mal tiempo, sino la ropa equivocada". Con vestimenta adecuada para protegernos del viento y la lluvia en primavera y otoño, un buen chaquetón, gorro, guantes y ropa interior caliente para el invierno, disfrutarás de cualquier estación en Alemania, paisajes nevados incluidos.



Para profundizar más en el tema VIVIR en Alemania, con información exhaustiva sobre la geografía, el alojamiento, la burocracia y mucha más información indispensable para la vida en el país, te recomendamos nuestra guía HOLA ALEMANIA, y la sección VIVIR de nuestra web.

 

Noticias relacionadas